INICIO

Aquel primer día de Rabi´ al Awal del 897 de la Hégira no sería un día cualquiera para Abdallah Ibn Omar Al Araichi; poco antes del alba, su amada Amina colmaba sus anhelos dando a luz a su primer hijo. Aunque largo, el parto transcurría con toda normalidad si bien para Abdallah aquél fue un tiempo eterno en el que no cesaba de bajar y subir a la segunda planta de la casa donde se paseaba nerviosamente ante la puerta de la alcoba.

BORGES, ÉL Y YO

BORGES, ÉL Y YO
(Mohamed El Morabet / Marruecos-España)
Él es callado, introvertido, y a menudo busca el silencio. Yo, soy así, me excita exhibirme en público y ponerle en aprietos. A él le encanta refugiarse en la tenue luz de una lámpara encendida. Adora escribir sentado y dudar del secreto de las palabras. Yo, le persuado de sus falsas incertidumbres, mientras las leo tumbado. Yo me emborracho y él sufre mis resacas. Soy extrovertido y a veces se lo hago saber. Mi ironía le desquicia y se ensimisma cada vez que cuento un chisto malo. Soy un experto en gracias absurdas.

MAMADÚ Y LOS VERBOS ESPAÑOLES

MAMADÚ Y LOS VERBOS ESPAÑOLES (Fragmento)
Mohamed Doggui (Túnez)
(Cádiz, Fundación Dos Orillas, 2010), pp. 25-27
En la sala de espera del hospital, Puri estaba sentada junto a Suleyman en un banco de madera verde. Tenía las piernas cruzadas y la cabeza agachada. Estaba absorta en la lectura de una revista del corazón que había comprado en uno de los quioscos del aeropuerto de Barajas, antes de coger el avión para volver a Mali, vía Casablanca. Había estado diez días de vacaciones en Madrid para visitar a su familia y su novio Miguel a los que echaba mucho de menos.

CONFESIONES Karima Toufali (España/Marruecos)

CONFESIONES. Karima Toufali (España/Marruecos)
Tengo que confesar, no sé hacia dónde me lleva la vida… Probablemente me observa con aparente disimulo y, sin esfuerzo alguno, se sirve de mi despiste para seducir a mi consternado pasar.