Español, hispanismo e hispanidad en Argelia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

CONGRESO “LA FRONTERA LÍQUIDA”

Córdoba, 25-26 noviembre de 2019

SALAH EDDINE SALHI

Profesor e investigador titular en el Departamento

de Lenguas y Culturas Extranjeras

Universidad Abou Bekr Belkaid en Tlemcen (Argelia)

Quisiera agradecer en primer lugar al profesor José Sarria por la invitación al congreso y por programar mi intervención en esta interesante e imprescindible mesa redonda. Me congratula estar con mis colegas del oficio del Magreb para debatir sobre “El español como elemento fundante de la frontera líquida” con el fin de reflexionar en plural sobre el panorama del hispanismo en Argelia con su especificidad en la región.

Para empezar, habrá que mencionar que hasta el día de hoy, el hispanismo en Argelia lleva cincuenta años desde la creación de la sección de hispánicas en la universidad de Orán bajo la dirección del primer profesor argelino Negaoui Salah con una mayoría de profesores españoles, franceses y latinoamericanos. Lejos de pretender una presentación sucinta del hispanismo en el Magreb, me gustaría presentar la especificidad de Argelia que después de su independencia en 1962 heredó un legado y tradición fuertemente francófona calificada de botín de guerra en palabras del escritor argelino Kateb Yassine. En estas circunstancias, se rechazaba todo tipo de lo que se llamaba colonialismo cultural y/o lingüístico.

En estos años de los sesenta, España no dejó de intentar crear un centro cultural español. Desde 1968, tras la firma del primer convenio de carácter cultural entre los dos países, y que plasmaba en sus artículos la creación de un centro cultural español, se tuvo que esperar hasta el año 1971 cuando se iniciaba su andadura el centro cultural español en Argel que se transformó posteriormente en oficina cultural de la Embajada de España.  

Estos primeros años, el hispanismo se desarrollaba en paralelo en la universidad de Argel  y la de Orán siendo las dos únicas universidades argelinas donde se ofrecía la licenciatura de hispánicas, para preparar la primera generación de profesores hispanistas a partir del año 1975. Este primer núcleo y reducido grupo de profesores jugaban el factor multiplicador en formar nuevas generaciones de profesores de instituto como de universidad dada la demanda creciente de la rama del español como lengua extranjera. En estos momentos, no fueron numerosos los cooperantes españoles en el país, lo que imponía un esfuerzo doble por parte de la nueva generación de profesores para preparar otras generaciones de hispanistas.  Hoy en día, se puede contar más de 600 profesores en toda Argelia entre profesores de instituto y los cinco departamentos de lengua y cultura hispánicas sin contar profesores de los dos Institutos Cervantes en Argel y en Orán, los profesores que imparten clases de español como lengua optativa o profesores en los colegios y academias privadas.

En cuanto a la producción literaria, artística y sobre todo científica en español, podemos dividir la producción en lengua de cervantes por parte de argelinos en dos campos relativamente conectados. Hemos de mencionar que la producción en lengua de cervantes en Argelia está intrínsecamente ligada a la producción científica de hispanistas y académicos de la universidad argelina. Hasta el día de hoy, resulta muy difícil poder identificar a hispanistas que no estén adscritos a alguna universidad o centro de investigación argelino.

El primer campo es la producción científica sobre temas específicos en literatura, historia, civilización, lingüística o didáctica de la mano de varios profesores universitarios argelinos. El segundo campo va de la mano de autores argelinos hispanistas y universitarios como es el caso del profesor Negaoui Salah, el profesor Lamine Benallou o la profesora Souad Hadj-Ali Mouhoub. Mientras el profesor Negaoui centró su producción literaria en la rama de la poesía produciendo varios poemas[1] publicados en algunas revistas en Cuba y en Argentina, la profesora Souad Hadj Ali Mouhoub centraba su creación literaria en los ensayos y la traducción hacia el español. Su ensayo Cronología de mi Dolor por Argelia y Otros Relatos Contra el Olvido fue publicado el año 2010, seguido de un ensayo con título de: Memorias calladas: Relatos publicado el año 2017, y un estudio antropológico titulado: el ritual de la boqala, poesía oral femenina argelina, publicado en 2017. En su primer ensayo de 2010, la autora recoge su viaje de Argelia pasando por Túnez llegando a España y sus primeros años de integración en su nuevo barrio de Madrid. Memorias calladas es otro relato que presenta la historia no contada y la vida no desvelada que vivió la autora con una experiencia personal desde Argelia hasta su integración en su nueva sociedad en una óptica de miradas cruzadas y divergentes. El ritual de la boqala, poesía oral femenina argelina es un estudio antropológico y paremiológico de un arte popular promovido por las mujeres  y damas de la Kasbah de Argel.

Por su parte, el profesor Lamine Benallou desarrolló su escritura artística bajo forma de ensayos y reflexiones de las cuales podemos citar su último libro de este año Para un Islam de las luces: volver al espíritu de Córdoba, editado en Córdoba de la mano de la editorial Almuzara. El ensayo se extiende en 140 páginas y hace un balance histórico del islam, de sus vínculos con Occidente, y de sus conexiones con el arte y la estética. El autor intenta preguntar al tiempo que nos interpela: ¿Por qué es tan difícil vivir juntos en la diversidad? ¿Por qué motivos se han roto los puentes cuando hubo, a lo largo de la historia, una civilización donde convivieron las tres religiones monoteístas en Al Ándalus, con sus respectivas culturas? ¿Por qué no ha podido perdurar el espíritu de Córdoba? Una estética, un arte, un saber profundamente específico como la mezquita de Córdoba, Madinat Az Zahra, músicos como Ziryab, poetas como Ibn Zaydun, filósofos como Ibn Rushd o Maimónides… Este libro intenta abordar el pasado, el presente y el futuro del entendimiento entre Oriente y Occidente.

Desde Argelia y para los hispanistas sobre todo, el libro ha tenido muy buena recepción considerándolo como un elemento fundante de las fronteras líquidas que tiene un denominador común que es el español respondiendo al anhelo de una convivencia cultural basada en nuestro legado común.

La poca producción por hispanistas argelinos de una literatura escrita en español no es de extrañar si se lee la historia del español y su enseñanza en el país. Si los primeros cincuenta años del hispanismo argelino han sido el tiempo que se necesitaba para preparar y consolidar la formación de una primera generación de estudiosos y académicos hispanistas en el país, la segunda mitad del siglo por venir será una buena oportunidad para impulsar una nueva generación de escritores en lengua de cervantes.

Para ello, se requiere pensar en plural y entre todos los actores del hispanismo para poder implantar un proyecto ambicioso con objetivos claros y bien definidos y sobre todo unas partidas presupuestarias para que el proyecto pueda realizarse. España tendrá en este proyecto una gran oportunidad de presencia lingüística y cultural en este momento de diversificación lingüística en el sistema educativo argelino.

Hoy en día, la diplomacia lingüística y cultural británica, americana, alemana, china e incluso turca está  siguiendo este proceso de diversificación lingüística en Argelia aumentando los proyectos de investigación, becas, congresos y toda forma de cooperación cultural con la universidad, mientras la diplomacia lingüística española se ha centrado, sobre todo, en ofrecer clases de lengua y cultura españolas y celebrar tímidamente algunos actos culturales en su mayoría exposiciones y proyecciones de películas. Hemos de resaltar que la llegada del actual director de Cervantes Madrid, ha dinamizado y aumentado relativamente la presencia de la diplomacia lingüística y cultural española abriéndose cada vez más a la universidad argelina y sus hispanistas.

Para terminar, creo que la experiencia de diplomacia lingüística y cultural española en Marruecos podría ser un punto de arranque y una experiencia para poder preparar, en el medio siglo que viene, una generación de hispanistas argelinos que escribirá una literatura en español con alma argelina en el espíritu de tender puentes a nivel regional de manera horizontal con los países vecinos y fronterizos y por supuesto con España como vecino mediterráneo.

Un proyecto serio destinado a la región del Magreb en un primer momento y más tarde al resto de los países árabes es una necesidad si se quiere elevar el rango de la presencia del español en Argelia y en la región magrebí. La creación de una Fundación para el Magreb como es el caso de la Fundación Carolina, es hoy una gran ocasión para poder hablar desde la práctica de un español fundante que participa a mitigar estas fronteras liquidas y permeables.   


[1] Véase el artículo de Sid Ahmed Chawki Meknassi, Multiculturalismo en la poesía argelina en español:

el caso de un hispanista y poeta argelino, Salah Negaoui, en Diversidad en la literatura, el cine y la prensa española contemporánea / coord. por Fidel López Criado, 2015, págs. 245-253.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

hispanistas

happy-woman-walking-on-beach-PL6FA7H.jpg

SanFair Newsletter

The latest on what’s moving world – delivered straight to your inbox